Beneficios del consumo de pescado.

El pescado es uno de los alimentos más sanos que hay en el mundo, pero en México no es de los favoritos, quizá porque se desconoce que se puede preparar de una y mil maneras, además de que es una fuente rica en elementos que ayudan a mejorar la salud.

En los años 70

Estudios realizados en esquimales arrojan grandes resultados, la baja cantidad de muertes por ataques al corazón entre los esquimales.

Esto resulta impactante debido a que en el mundo entero el número de fallecimientos por accidentes cardiovasculares iba al alza, producto entre otras cosas de la acumulación de lípidos en la sangre, es decir, colesterol y triglicéridos.

 De acuerdo con el Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (Compesca), testimonios e investigaciones médicas han determinado que el pescado y sus aceites ayudan a prevenir o disminuir el proceso aterosclerótico.

Su aporte de ácidos Omega 3 y 6 reduce trastornos vasculares

Esto quiere decir que ayudan a evitar complicaciones asociadas a este padecimiento, como:

  • Infarto al miocardio
  • Angina
  • Falla congestiva del corazón
  • Arritmias
  • Embolias
  • Enfermedad vascular periférica

Hay una razón de fondo, los aceites de pescado(key word a omega 3 perlas) ayudan a mantener una buena elasticidad de las paredes arteriales, a disminuir la coagulación y a la formación de trombos, además de mantener la presión arterial óptima.

Riqueza nutrimental

 Algunos peces son ricos en ácidos Omega-3 y Omega-6, ambos reconocidos como componentes estructurales de las membranas celulares, así como precursores de ciertas hormonas, que juegan un papel especial en numerosos procesos biológicos.

Al popularizarse los efectos positivos de los ácidos grasos poliinsaturados, los científicos informaron que son nutrimientos esenciales, por lo que deben obtenerse de los alimentos y se sugiere que haya un equilibrio orgánico entre los Omega-3 y los Omega-6.

Proporción adecuada

Desde esta década se ha observado que la dieta de Occidente es mucho más rica en Omega-6 y que se pierde la proporción 1-1 con los Omega-3 recomendada para un buen funcionamiento de los procesos fisiológicos en que se requiere de estos ácidos grasos

Los expertos afirman que se obtienen mejores resultados al consumir ambos tipos de ácidos Omegas, por eso recomiendan combinar los ácidos grasos Omega – 6 y Omega – 3, manteniendo  una proporción 1:1 hasta 4:1.

Fuentes de Omega 3

Los peces que contienen ácidos grasos Omega-3 son los de agua frías o profundas.

Peces entre las especies anteriores se puede mencionar al atún, caballa, sardina, salmón y trucha.

Mariscos también ellos contienen Omega-3 y entre los que más tienen se puede destacar a mejillones y ostras.

Fuentes de Omega 6

Se derivan del ácido linoléico y está en aceites refinados de algunas semillas, como la de girasol o de maíz.

Lo realmente importante es que la dieta tenga cantidades equilibradas de ambos tipos de ácidos grasos, que en el organismo compiten por las mismas enzimas. Un mal balance entre ellos puede favorecer los procesos inflamatorios.

Comments (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *