¿Como surge la celebración del día de las madres?

El reconocimiento a las madres se remonta a la Grecia antigua, donde se realizaban una serie de festividades en honor a la diosa Rhea, madre de Júpiter, Neptuno y Plutón. Esta tradición fue adoptada por los romanos, quienes durante el equinoccio de marzo celebraban las Hilarias, fiestas dedicadas a la madre tierra y la fertilidad. Posteriormente, con la llegada del cristianismo, se conservaron las fiestas, pero se centraron en la Virgen María.

Inglaterra

Durante el siglo XVII, en Inglaterra se celebraba un día llamado “Domingo de servir a la madre”, dedicado a las madres de ese país. En esta fiesta, los empleados de servicio no laboraban y tenían el permiso para visitar a sus madres, a quienes regalaban un pastel horneado por ellos mismos.

America

Aunque algunos colonos ingleses en América conservaron esta tradición, en Estados Unidos la primera celebración pública se realizó en 1872, sin embargo, este festejo no tuvo mucho éxito. Es hasta 1907 cuando, curiosamente, una madre inició una campaña en toda la Unión con el fin de que un día específico al año fuera dedicado a las madres. Este movimiento tuvo respuesta y para 1910 prácticamente este día se celebraba en todo el país. Posteriormente, en 1914, se firmó la proclamación del “Día de las Madres” como fiesta nacional, y la primera celebración oficial tuvo lugar el 10 de mayo.

Culturas prehispanicas

En nuestras culturas prehispánicas, la maternidad era honrada con especial atención; las culturas mesoamericanas anteriores a la Conquista tomaban en cuenta esta maravillosa expresión de la mujer en todos sus conceptos cosmogónicos. Los aztecas rendían culto a la madre de su dios Huitzilopochtli, la diosa Coyolxauhqui o Maztli, quien se representa por la luna. La mitología cuenta que durante la creación del mundo fue muerta a manos de las estrellas que, celosas, le quitaron la vida para que no diera a luz a su hijo Huitzilopochtli, quien representaba al Sol; sin embargo, éste nació venciendo a las tinieblas.

Los indígenas rendían especial tributo a esta diosa y le dedicaron hermosas esculturas en oro y plata, que no sólo revelan su profundo sentido artístico, sino la gran importancia que le concedían a la maternidad. El más representativo de estos rituales era el celebrado a mediados de la primavera en el cerro del Tepeyac, con el fin de honrar a la madre de los dioses: Tonantzin, cuyo nombre significa “nuestra madre venerable”. Los festejos a la maternidad entre los aztecas eran de carácter sacro. Peregrinar desde distintos puntos del antiguo México para honrar a Tonantzin, era un acto de comunión cósmica y una ceremonia de reconocimiento.

En nuestro país, el 10 de mayo es la fecha en la que se celebra anualmente el “Día de las Madres”, y es motivo para que mujeres y hombres se reúnan con sus madres y les demuestren su afecto.

Día de las madres 10 de mayo 1999. Instituto nacional de las mujeres.

No olvides también consultar nuestros demás artículos Revista Salud Hoy

Sitios que te recomendamos