Ingredientes clave en una crema de uso diario

Ingredientes clave en una crema de uso diario

El envejecimiento y la flacidez de la piel es un proceso fisiológico caracterizado por múltiples cambios morfológicos y funcionales, está determinado tanto por factores externos como internos; sin embargo, actualmente existen estrategias preventivas y tratamientos que nos permiten envejecer de manera saludable.

La flacidez es una alteración de la piel que se desarrolla tanto por su propio envejecimiento debido al paso del tiempo o envejecimiento intrínseco, como por el envejecimiento provocado por factores externos, especialmente la radiación solar.

Es fácil observar cómo las zonas del cuerpo más expuestas a la luz solar son las que presentan mayor grado de flacidez.

Estrategias antienvejecimiento

Si actuamos sobre cada uno de los mecanismos moleculares del envejecimiento, o las consecuencias visibles de éste, podemos corregir y/o prevenir los daños causados.

Ingredientes importantes dentro de una crema

Colágeno

Es una proteína fibrosa de alto peso molecular, que posee propiedades humectantes. Se compone de un alto porcentaje de glicina, prolina e hidroxiprolina. Al aplicar colágeno en la piel, se induce la formación de nuevas fibras.

Ingredientes clave en una crema

Extracto de mimosa teniuflora o tezcouite

Contiene taninos, bioflavonoides y oligoelementos. Estos activos le confieren la capacidad de aumentar la regeneración celular y de proteger al ácido hialurónico de ser destruido.

Centella asiática

Estimula células en la piel de nombre fibroblastos, que favorece la formación de colágeno. Además, la centella asiática tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

Vehículos de los agentes tópicos

Se cree que el vehículo hidratante es responsable de 50 a 70% del efecto percibido en las cremas, los más usados son el petrolato, la dimeticona y la glicerina.

La glicerina es un humectante que atrae agua y se ha visto que puede modular los canales por los cuales pasa el agua hacia nuestra piel, lo que se puede traducir en una mejor hidratación.

Protectores solares

La protección de los rayos UV disminuye la formación de radicales libres y reduce el foto envejecimiento, la formación de arrugas y los cambios pigmentarios.

Factor de protección solar 30

El FPS es el índice que mide la capacidad protectora de un filtro frente a los efectos nocivos de la radiación solar sobre la piel.

El factor de protección solar (FPS) es un número que indica la capacidad del producto para proteger contra la radiación UV. Permite saber el tiempo que se puede permanecer expuesto al sol sin riesgo.

 Por ejemplo, con un FPS 8 podremos estar expuestos al sol 8 veces más que sin ningún tipo de protección contra los rayos UVB.

Actualmente la FDA considera óptimo un FPS de 30 y es el que recomienda usar, FPS mayores no tienen un beneficio importante, además de que son más caros.

Un FPS de 30 bloquea el 96,7% de la energía UV, y un FPS de 40 el 97,5%.

La fotoprotección debe incluir medidas físicas como no salir a horas pico de sol, usar ropa adecuada, sombrero, sombrilla, gafas, además de aplicar protectores solares tópicos.

No olvides consultar nuestros demás artículos Revista Salud Hoy

Sitios que te recomendamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *