Jengibre y sus beneficios

Jengibre y sus beneficios

En los últimos años, los ensayos clínicos han mostrado que el jengibre puede ser usado satisfactoriamente en numerosas situaciones; por esta razón, actualmente su estudio tiene un gran interés.

Las investigaciones actuales intentan aislar e identificar sus principios activos y comprobar sus acciones.

Efectos del consumo de jengibre

Efecto antioxidante

Estudios realizados en situaciones de toxicidad hepática mostraron actividad hepatoprotectora, pues su consumo normalizó los niveles de las enzimas hepáticas y limitó el daño hepático.

El efecto observado es debido a su capacidad antioxidante, lo que reduce la formación de radicales libres, atrapándolos y bloqueando su propagación.

Los principios activos más importantes identificados en el jengibre son:

  • Gingeroles
  • Shoagoles
  • Diaril-heptaroides

Estos ejercen una fuerte actividad antioxidante, se considera que estarían implicados en favorecer procesos de modulación de toxicidad y favorecer el equilibrio antioxidante.

Beneficios del jengibre

Acción sobre la presión arterial

Los medicamentos para controlar la presión arterial cuentan la propiedad de bloquear la entrada de calcio al corazón, lo que produce que los vasos sanguíneos se relajen y que la presión arterial disminuya.

La raíz del jengibre, consumida de forma habitual, tiene la capacidad de bloquear los canales de calcio.

Varios estudios en animales han comprobado que el jengibre ejerce efectos directos e indirectos sobre la tensión arterial y el ritmo cardíaco. En ellos se comprobó que el extracto de jengibre, en dosis de 0.3-3 mg/Kg, inducía un efecto hipotensor al bloquear los canales de calcio, de manera similar a fármacos que ejercen esa acción.

Hay que tener en consideración el efecto en conjunto que se puede producir al combinar la medicación para la hipertensión con el consumo de jengibre; dando como resultado un aumento de la acción hipotensora ocasionando una peligrosa caída de la presión arterial que puede afectar a la salud.

Jengibre como antiinflamatorio y analgésico

En estudios realizados en animales, se encontró que el jengibre reduce de forma significativa la inflamación de manera similar a como lo hacen los antiinflamatorios clásicos.

Con una dosis mínima eficaz, de 1g/día de jengibre, se obtuvieron buenos resultados y se comprobó que el jengibre presentaba menos efectos segundarios.

Niveles de lípidos

El jengibre reduce la creación de colesterol a nivel hepático y estimula su conversión en ácidos biliares, aumentando así su excreción fecal.

En humanos, 4 g de jengibre diario durante cuatro meses reducían considerablemente los niveles de lípidos en sangre.  Podría resultar útil en pacientes diabéticos con dislipemias; pero sería necesario seguir investigando, ya que los datos experimentales son muy limitados y existe poca información sobre los efectos de su consumo a largo plazo, y esta dosis es más difícil consumirla diariamente; y por lo tanto conseguir los efectos.

Efecto antiplaquetario

La aterosclerosis y otras enfermedades cardiovasculares son las causas más frecuentes de morbi mortalidad mundial. La activación y agregación plaquetaria son uno de los procesos que originan esta enfermedad. Por tanto, los fármacos antiagregantes plaquetarios son fundamentales para su tratamiento y prevención.

En sujetos sanos se demostró que al administrarles jengibre en dosis de 5 g/día se reducía significativamente la agregación plaquetaria; pero, en enfermos coronarios se precisó una dosis de 10 g/día para conseguir el mismo efecto antiagregante.

Jengibre y sus beneficios

Acción del jengibre sobre el sistema digestivo

 En el aparato digestivo, el jengibre se ha usado para tratar afecciones intestinales. Al estimular el páncreas, aumenta la producción de enzimas que favorecen la digestión y evitan la aparición de una serie de efectos secundarios que se relacionan con la mala absorción.

Antiemético

 Las propiedades antieméticas del jengibre (prevención de náuseas y/o vómitos) se deben a un aumento del tono y la motilidad del estómago que favorecen el vaciamiento gástrico.

Aunque no hay consenso en su dosificación, la mayor parte de estudios clínicos recomiendan una dosis 1-1,5 g/día de jengibre para el alivio de las náuseas.

Por lo tanto puede ser una buena ayuda no farmacológica para el tratamiento sintomático de las náuseas propias de la gestación, la quimioterapia e incluso, a los mareos asociados a viajes largos en coche o barcos.

Antiácido

Las fracciones fenólicas del jengibre eran potentes inhibidores de la actividad de la célula gástrica y disminuían, por tanto, la acidez, por lo que le atribuyeron una actividad preventiva frente a la aparición de úlceras gástricas.

No olvides consultar nuestros demás artículos Revista Salud Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *