Productos milagro, ¿Cómo identificarlos?

En el mercado mexicano existen cada vez más productos milagro. La COFEPRIS es el órgano de la Secretaría de Salud encargado de las funciones de regulación, verificación y fomento sanitario para proteger la salud de la población de nuestro país. Sin embargo, cada día salen a la venta nuevos productos que prometen curar enfermedades, reducir tallas, desintoxicar nuestro cuerpo, entre otros.

A continuación, te decimos cómo identificar algunos de estos productos milagro para evitar caer en fraudes y sobre todo para no poner en riesgo tu salud.

1.Prometen curar enfermedades

Este tipo de productos prometen curar enfermedades, por ejemplo, cáncer, diabetes, gota, hipertensión, y al mismo tiempo se atribuyen otros beneficios como, hacer que bajes de peso y aliviar dolores. Debemos ser conscientes que actualmente existen tratamientos médicos para muchas de estas enfermedades, desafortunadamente nos ofrecen el control de la enfermedad y no una cura, por lo que otro tipo de productos estarían muy lejos de ofrecernos la cura.

2. Prometen resultados sin esfuerzo.

Este tipo de productos milagro ofrecen al público beneficios como, quemar grasa mientras duermes, adelgazar sin esfuerzo, comer lo que quieras sin engordar, sin ejercicio ni dietas, entro otras promesas sin fundamentos científicos.

Para que nuestro cuerpo pierda peso es necesario que la energía que gasta el organismo sea mayor a la que consume; con esto nuestro cuerpo moviliza sus reservas de grasa para darnos la energía restante y con el tiempo esto genera una pérdida de peso. Actualmente ningún producto genera este complejo proceso dentro de nuestro cuerpo.

3.- Ofrecen beneficios de la noche a la mañana

Desconfía de productos que prometen curar rápidamente la enfermedad, sobre todo cuando se trata de una enfermedad crónica como la diabetes. Estos productos a veces tienen la leyenda de “en poco tiempo, en pocos días”. Si un medicamento fuese una cura real para un padecimiento, entonces estaría anunciado en revistas médicas y probablemente entraría en la lista de las guías de práctica clínica para que médicos especialistas lo utilicen. Y recordemos que todos los tratamientos se prolongan por cierto tiempo, no crean un cambio de la noche a la mañana.

4.- Ofrecen cambios en la química corporal

Desconfía de los productos que mencionen que desintoxican (detox), alcaliniza o acidifica tu pH. Nuestro cuerpo es un laboratorio muy complejo. El hígado y los riñones se encargan de depurar sustancias como medicamentos o moléculas dañinas que nosotros mismos generamos a partir de ciertas reacciones normales en el cuerpo; Por esta razón, no requerimos de jugos o productos que desintoxiquen, ya que nuestro propio cuerpo tiene la capacidad de hacer eso.

En el caso de las sustancias que alcalinizan o acidifican nuestro pH, resultan una gran estafa, ya que nuestro cuerpo posee complejos sistemas Buffer. Estos sistemas se encargan de mantener el control de nuestro pH en todo el cuerpo. Tanto los pulmones como los riñones tienen mecanismos que mantienen en equilibrio nuestro pH interno y el ingerir este tipo de productos no genera ningún cambio dentro del cuerpo.

Como consumidores o pacientes en general se tiene el derecho a decidir qué tratamiento prefieres  tener, sin embargo, evita ser víctima de fraudes. Pregunta y evalúa los posibles beneficios o daños que ese producto te pueda causar, comenta con tu médico si decidiste utilizar algún producto que él no te haya recomendado. En ocasiones los productos desconocidos pueden causar interacciones con los medicamentos y afectar el control de tu enfermedad. Antes de decidir, considera que se trata de tu salud e ¡INFÓRMATE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *