Vitamina C y su beneficio en el sistema inmunológico

La vitamina C también conocida como ácido ascórbico es una de las vitaminas de tipo hidro soluble esto quiere decir que es soluble en agua. Aquí se incluyen las vitaminas del grupo B y la vitamina C. Este grupo de vitaminas pierden pronto su valor nutritivo, ya que son destruidas en los procesos de cocción o por acción de la luz solar.

Al ser solubles en agua, a diferencia de las liposolubles, no se almacenan en nuestro cuerpo.

Los beneficios aportados por la vitamina C son múltiples y ampliamente conocidos por la población en general. Si bien debemos destacar que esta vitamina es la más frágil de las hidrosolubles, ya que es sensible a cambios de temperatura y poco estable frente a la acción del oxígeno y de las radiaciones UV.

¿Los jugos de frutas cítricas aportan vitamina C?

Los jugos, por ejemplo, el de naranja natural, pierde su contenido en vitamina C a los 15-20 min de haberlo preparado; a no ser que se almacene en unas condiciones específicas, ocurre lo mismo con otros tipos de jugos de frutos cítricos, debido la luz, a cambios de temperatura y principalmente por su contacto con el oxígeno. Una vez que esta vitamina se ve afectada por alguno de estos factores se convierte en ascorbato el cual ya no produce los beneficios en nuestro organismo.

Frutas con contenido de vitamina C

¿Es necesario consumir vitamina C diariamente?

Por ser una vitamina hidrosoluble casi no se almacena en el organismo, y por tanto, es necesario que se realice un aporte diario a través de la dieta.

¿En qué alimentos se encuentra?

 Más del 70% del aporte de vitamina C en la población adulta mediterránea viene  por el consumo de:

  • Cítricos
  • Zanahorias
  • Tomates
  • Espinacas
  • Coliflor
  • Kiwi
  • Mango
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas, frambuesas, moras y arándanos
  • Sandía o melón

Funciones de la vitamina C

Dentro de las funciones ligadas a la vitamina C vamos a destacar:

  • Activa la síntesis de colágeno, ayuda a la curación de las heridas e interviene en la formación de cartílago, huesos y dientes.
  • Por sus propiedades antioxidantes se la ha relacionado con la prevención de cataratas, algunos tipos de cáncer, enfermedades degenerativas y aumento de la resistencia frente a las infecciones.
  • Desempeña un importante papel en los procesos de desintoxicación que tienen lugar en el hígado.
  • Facilita la absorción del hierro contenido en los alimentos de origen vegetal, así, en el tratamiento de la anemia ferropénica es aconsejable la ingestión de vitamina C conjuntamente con el preparado de hierro

Beneficios de la vitamina C en el sistema inmunológico

Las vitaminas hidrosolubles (Vitaminas del complejo B y C) representan un grupo esencial de nutrientes para el sistema inmunitario ya que realizan numerosas funciones que regulan la respuesta inmunitaria de nuestro organismo frente a posibles ataques externos (virus, bacterias, etc.)

Parece que mejora los componentes del sistema inmune humano, tales como actividades antimicrobianas y de células Natural Killer (NK) y el desarrollo de linfocitos T.

Aumenta la producción de interferón (con acción especialmente antivírica) Necesaria para formar colágeno (contribuye al mantenimiento de las barreras naturales contra las infecciones)

vitamina C en el sistema inmunológico

¿Qué ocurre si no consumo suficiente de esta vitamina?

La carencia de vitamina C está ligada a la aparición de una enfermedad, poco frecuente en la actualidad, que es el escorbuto, enfermedad caracterizada por anemia, pérdida de peso, encías sangrantes, derrames internos y hemorragias en vasos de pequeño calibre.

Cuando falta la vitamina C en nuestro organismo, nos sentimos cansados e irritables, el desarrollo de huesos va a ser menor, vamos a tener escasa resistencia frente a las infecciones y se produce mala curación de las heridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *